La falcata

la falcata

Una de las principales señas de identidad del pueblo Ibero Prerromano fue La Falcata. Una espada dotada de un filo curvo y con unas prestaciones de combate tan elevadas, que la hizo estar presente en la mayoría de los mejores ejércitos de la época.

UN ARMA A LA MEDIDA

La falcata era una obra de artesanía y de precisión, eran fabricadas de forma evidentemente artesanal y a la vez personalizadas. Un guerrero, una Falcata, ya que la medida de estas armas dependía de la longitud del brazo del que la fuera a utilizar, lo que suponía a su vez que no hubiera ninguna exactamente igual. Sus empuñaduras eran adornadas con tallas de animales, en su mayoría cabezas de caballo o escenas de caza y sus cachas eran de marfil o hueso.

ARTE Y PRECISION

El proceso de fabricación de estas armas, era lento y laborioso ya que necesitaba alrededor de tres meses en el mejor de los casos. Primeramente, en la fragua se forjaba el hierro dándoles la forma adecuada y con las medidas de su futuro portador. Una vez terminada y dado la forma correcta, se enterraban y se dejaba que el óxido las cubriera.  Se desenterraban y se volvían a fundir en la fragua y se le daba otra vez la forma adecuada. Una vez terminado este proceso, el maestro armero la cogía con ambas manos y por encima de su cabeza la hacía doblar hasta sus hombros, si la espada cedía o no tenía la elasticidad suficiente, se desechaba y se volvía a fundir.

UN ARMA INTERNACIONAL

Como consecuencia de ello, se logró obtener un arma de combate perfectamente adecuada al ejército que la portara. La magnitud de su expansión supuso que incluso los mejores ejércitos de la época como el griego y el romano fueran portadores de estas armas en diversas batallas. Fue el ejército romano el que sufrió las primeras acometidas del pueblo ibero, que en su defensa y portadores de las mencionadas Falcatas hizo que sus dirigentes dieran orden de reforzar con hierro los escudos de sus tropas debido a la efectividad del filo de estas armas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *